Al auge del Cine en Casa y la Renovación del Audio en Espacios Residenciales

El audio residencial ha pasado a tomar una gran importancia en nuestra industria durante los últimos meses, en parte debido a la contingencia del COVID-19 a nivel mundial. Los ambientes home office y la necesidad de crear ambientes de audio dedicados para actividades de entretenimiento en el hogar han abierto la puerta para implementar sistemas de audio de alta fidelidad; lo cual, hasta hace algún tiempo, era algo propiamente para los denominados audiófilos o fanáticos del audio en alta definición.

 

Desde una perspectiva tecnológica, uno de los objetivos más relevantes para diseñar una solución de audio de cine es lograr brindar al usuario el máximo nivel de realismo en la reproducción de material audiovisual, como bien puede ser el caso de un cine en casa en zonas sociales o espacios totalmente dedicados dentro del proyecto.

 

¿Cómo obtener este resultado?

Para poder obtener realmente una experiencia envolvente o inmersiva en un cine en casa, debemos considerar varios factores:

  • El formato de reproducción.

En un ambiente cine, es importante seleccionar un formato de reproducción acorde con la sala y los componentes de dicho sistema. Desde los años 2000, el formato más reconocido (incluso en productos de consumo) ha sido Dolby Surround 5.1, el cual incorpora cinco altavoces en configuración envolvente (izquierdo, central, derecho, surround izquierdo, surround derecho) y un canal LFE destinado a la reproducción de bajas frecuencias, donde se hace útil el uso de subwoofers.

Con el avance de la tecnología, se fueron incorporando nuevos formatos de sonido envolvente que han sido adaptados en las salas de cine de tipo comercial y también en productos de casa. Hoy en día, contamos con formatos multidimensionales que nos permiten aumentar el impacto de la experiencia de audio envolvente, como son los formatos DOLBY ATMOS, DTS-X, AURO 3D, entre otros. Estos nuevos formatos incorporan audio con altavoces en techo (denominados height channels) y permiten incorporar efectos en un plano vertical.

 

  • Ubicación de altavoces de acuerdo a la configuración/formato seleccionado en la sala.

Con la tecnología actual, es posible contar con canales de audio que nos permiten configurar una experiencia multidimensional con altavoces de techo y altavoces de superficie en altura para expandir el plano de los efectos de sonido, diálogos y música dentro del material de reproducción. Al diseñar una solución evolvente o inmersiva en un cine en casa debemos considerar las medidas del lugar para planear la angulación y ubicación de las fuentes del sistema de acuerdo a las recomendaciones estandarizadas de los respectivos formatos.

 

  •  Tecnología de reproducción y decodificación.

Sin duda, la selección de altavoces es importante para cualquier usuario y dicha decisión puede ser por simple gusto o preferencia por una marca/fabricante de altavoces. Sin embargo, el otro componente importante debe ser nuestro procesamiento de altavoces. Los receivers, amplificadores y procesadores de audio juegan un papel importante en la experiencia de usuario. Hoy en día, en un único dispositivo encontramos todas estas etapas digitales para poder sacar el mayor provecho a nuestro sistema. A la hora de seleccionar el mejor sistema complementario para el sistema de altavoces, es importante verificar si este sistema cuenta con la codificación digital de audio al formato que hemos seleccionado para la sala, al igual que la cantidad de canales y procesos digitales necesarios.

 

Es importante distinguir las diferencias entre un verdadero sistema de cine surround residencial y un producto compacto de consumo (como bien pueden ser las barras de sonido):

  • Una configuración de componentes o fuentes de audio independientes permite crear la espacialidad acústica suficiente para crear los planos sonoros necesarios en un verdadero sistema envolvente/inmersivo
  • Desde el punto de vista acústico, contar con altavoces independientes y dedicados a cada sección del campo sonoro dentro de la sala, nos permiten brindar al espectador una reproducción fiel de acuerdo a las normas y disposiciones de los estándares internacionales de audio para cine (Dolby, DTS, etc.). La localización de una fuente sonora dentro de una mezcla solamente puede apreciarse de forma 100% real en una configuración con múltiples fuentes, donde las diferencias de tiempo, presión y angulación son fundamentales
  • Una barra de sonido no cuenta con las características electroacústicas para brindar un desempeño de audio envolvente, a pesar de contar con procesamiento digital y tecnología que permita “emular” dicho ambiente de forma limitada

 

Contar con un verdadero sistema envolvente/inmersivo en casa implica tener todos los componentes necesarios para obtener la mejor experiencia de audio (desde selección de altavoces acorde con el formato de reproducción hasta procesamiento digital).

Diseñando sistemas de cine en casa de acuerdo con los estándares y recomendaciones, podremos brindar las mejores experiencias de audio en un mundo donde la tecnología y fidelidad avanzan continuamente.