Una mirada al mercado Corporativo

El mercado Corporativo, al menos dentro de la industria audiovisual es el que mayor crecimiento ha tenido en estos últimos años en América, representando actualmente el 22% de total de las verticales de negocio acorde con los últimos estudios de mercado realizados por AVIXA (IOTA, 2018). 

El tamaño completo de la oportunidad de negocio requiere ver más de cerca a los integradores AV,  las tendencias de la industria y  comprender ampliamente las necesidades de sus clientes para ofrecer las soluciones más adecuadas.

Hoy en día el concepto de corporativo toca muchas más verticales de la industria; como empresas de comercialización, hotelería, empresas y hasta dependencias gubernamentales la cuales cuentan con espacios físicos “de oficina” con una principal cualidad; colaboración y la comunicación, estas pueden ir desde salas de junta hasta espacios abiertos con algunos espacios más privados para reuniones más cortas. 

Incrementar la productividad es el conductor principal para la inversión en Audio y Video.

Hoy en día, en las formas de colaboración entre equipos se presentan de diversas maneras dentro de una misma empresa, muchos colaboradores cuentan con sus propios dispositivos móviles como tabletas, Smartphone o laptops personales dentro del ambiente laboral, brindando mayor flexibilidad a los empleados para trabajar desde diferentes puntos, sin embargo, la colaboración y la comunicación siguen siendo el principal objetivo dentro del espacio de trabajo.

La implementación de soluciones con tecnología audiovisual es una de las estrategias que las empresas tienen para hacer de la oficina el mejor lugar para estar, convirtiéndose en una expresión y refuerzo de la cultura corporativa, buscando que esto sea más congruente y mejore la forma en que las personas se comunican, interactúan, cómo se comparte la información y cómo se toman las decisiones a lo largo de la organización.

En uno de los estudios de mercado de AVIXA Market Opportunity Analysis Reports (MOAR), muestra un panorama más amplio sobre las oportunidades y retos que representa esta vertical de mercado:

1- Al atender clientes corporativos, no asumas generalidades

Generalizar de más puede ser complejo y arriesgado, ya que las empresas abordan las soluciones con diferentes perspectivas, filosofías y culturas en mente, lo que hace complejo e impreciso el generalizar. Es necesario pasar el tiempo suficiente para entender la situación específica de la empresa desde el inicio. Hacer esto nos asegura evitar errores de interpretación y puede ahorrarnos mucho tiempo y dinero.

2- Identifica el objetivo de tu cliente en el proyecto


Al comprender claramente los objetivos y necesidades bajo los que labora la empresa, da la pauta para identificar el tipo de solución adecuada a las expectativas del cliente; para que pueda considerarlo como un proyecto exitoso y adecuado al presupuesto. Por ejemplo, en algunas empresas se enfocan en productividad, mientras otros se preocupan por la satisfacción y retención de los empleados.

3- Sé eficiente trabajando con IT

Como integrador los vínculos entre AV y TI cada vez son mayores, el reto consiste en adaptarse a cualquier escenario tomando en cuenta que este tipo de soluciones son desarrolladas desde una postura de compra de TI, con los conceptos; costo y facilidad de integración al frente, por otra parte el equipo del proyecto necesita contar con habilidades de TI que permita a las soluciones AV integrarse adecuadamente con la arquitectura de red del cliente. Exactamente el cómo funciona, esto será diferente de un cliente a otro, pero no hay duda de que los integradores deben de adaptarse a cualquier escenario. Exactamente el cómo funciona esto será diferente de un cliente a otro.

4- El servicio al cliente y administración de proyectos realmente importan

Ajustarse a presupuestos, limitaciones del proyecto y educar al cliente sobre las opciones tecnológicas son actividades cotidianas en la función de atención a clientes, sin embargo, lo que puede pasar desapercibido es el valor de estas actividades ante el cliente, es importante que logres integrar estos conceptos a la percepción de valor del cliente.
Por otra parte, es necesario tomar en cuenta que llevar procesos ordenados de trabajo no aporta una ventaja competitiva, sino que es parte de una disciplina para poder atender al mercado corporativo, esta manera trabajo te permite considerar y realizar las actividades necesarias de manera constante como parte del día a día.